Los bocadillos más emblemáticos de Valencia

Los bocadillos más emblemáticos de Valencia

Valencia es famosa por su riqueza culinaria, y sus bocadillos son una prueba deliciosa de ello. Estos bocadillos no solo son parte esencial de la gastronomía local, sino que cada uno tiene su propio nombre y receta única, lo que los hace auténticos iconos culinarios. Donde estos bocadillos toman más protagonismo es en el esmorzaret, una tradición valenciana profundamente arraigada que se disfruta a media mañana. Originado entre los trabajadores del campo, el esmorzaret incluye una picaeta, un bocadillo contundente, bebida y café, convirtiéndose en un ritual social y gastronómico.

También te recomendamos...

El almussafes

El bocadillo Almussafes es originario del municipio del mismo nombre. Este bocadillo se compone de sobrasada, cebolla caramelizada y queso fundido. La sobrasada se unta en el pan, se añade la cebolla previamente pochada con un toque de azúcar para contrastar sabores, y finalmente se coloca el queso. Todo se hornea hasta que el queso se derrite y se mezcla con el sabor intenso de la sobrasada y la cebolla​.

El chivito

El Chivito es uno de los bocadillos más populares en Valencia. Este bocadillo incluye lomo de cerdo a la plancha, bacon, queso, lechuga, tomate, huevo frito y mayonesa. Es un bocadillo completo y equilibrado que se disfruta tanto en bares como en casa, proporcionando una combinación perfecta de texturas y sabores​​.

La brascada

La Brascada es un bocadillo contundente que se compone de filete de ternera a la brasa, jamón serrano y cebolla frita. A veces se le añade también queso. Este bocadillo es típico en los almuerzos valencianos, proporcionando una buena dosis de energía y sabor. La ternera se cocina a la plancha, la cebolla se pocha lentamente y el jamón se añade justo al final para mantener su textura​.

El pepito

El Pepito es un bocadillo valenciano que se prepara con panecillos rellenos de titaina, un pisto hecho a base de tomate, pimientos, piñones y tonyina de sorra. El relleno se cocina y se deja reducir hasta que pierda casi todo el líquido, luego se introduce en panecillos de leche, que se remojan en leche, se pasan por huevo batido y se fríen hasta dorarse​.

El figatell

El Figatell es una especie de hamburguesa tradicional valenciana hecha de carne de cerdo mezclada con hígado, panceta, piñones y perejil, envuelta en la membrana grasa del cerdo. Este bocadillo, cuando se sirve en pan, ofrece una experiencia única de sabor y textura. Es una especialidad típica que refleja la tradición y el ingenio de la cocina valenciana​.

El blanco y negro

El Blanco y Negro es un bocadillo sencillo pero sabroso, compuesto por longaniza blanca y morcilla negra. La mezcla de estos dos embutidos crea un contraste de sabores interesante y es una opción muy popular en muchos bares de la región. En algunas variantes, se le añaden habas, lo que le da un toque adicional de textura y sabor.

El esgarrat

Este bocadillo se basa en el tradicional plato valenciano de pimientos asados y bacalao desmigado. Se trata de una combinación de bacalao desalado y pimientos rojos asados, aderezado con aceite de oliva y, a veces, ajo. Todo esto se introduce en un pan crujiente, creando un bocadillo ligero y lleno de sabor mediterráneo​​.


Estos bocadillos no solo sacian el hambre, sino que también ofrecen un viaje culinario por la región de Valencia, destacando la riqueza y diversidad de sus ingredientes locales. Desde los más sencillos hasta los más elaborados, cada bocadillo cuenta una historia de tradición y sabor que vale la pena explorar.

También te recomendamos...